10 de enero de 2014

12 meses, 14 causas...WHAAAAAT?!

 
A 10 de enero me pongo con los propósitos de año nuevo. Porque puede parecer que los tengo asíN de gordos (coge tus manos y haz como si tuvieras un balón entre ellas. Así, bien...). Pero tengo excusa. Vaya fin de año, señores, y me lo quería perder. Han sido unos días muy duros para mí y para mi familia y las fiestas han pasado a segundo plano. La ventaja es que me ha dado tiempo para pensar en mis prioridades y desde luego que el postureo festivo nunca ha sido una de ellas y mucho menos ahora.

En fin, que estos días han sido jorribols total pero nada nos quita la sonrisa ni las ganas de seguir.

Y como cada año nuevo hay que plantearse nuevas metas yo he hecho lo propio y me propongo a mí misma el reto de cumplir nada más y nada menos que 14 propósitos. ¡Con dos coj...!




Propósitos 2014

 

Comer mejor y más de la huerta, que me siento oxidada por dentro. Va a ser difícil, eh, que soy como Alaska, la reina del carbohidrato. También voy a retirar las dos velas negras que le puse al gimnasio cuando se fue mi entrenador favorito y volveré a tope con el Pilates, por lo menos.


Estudiar muy mucho. JAJAJAJA. Perdonad que me ría, pero yo estudio en los descansos de currar, renuncio a cualquier contacto con los demás humanos para entregar a tiempo las prácticas y podría decirse que me estoy sacando la carrera en los viajes del Cercanías. Venga, me conformo con seguir aprobando para terminar YA esta carrera del demonio que se me está haciendo eterna.


Retomar clases de interpretación, canto y danza. Porque lo necesito, oyeS.


Escribir más, mejorar mi blog. La verdad es que empecé a tope pero claro, fue una época de parón de estudios y trabajo, compaginar se me hace durísimo y creo que le puedo sacar más partido a esto. Yo creo que a uno o dos os gusta y eso me anima (y os aseguro que uno de ellos no es mi madre, ella ya ha dicho que esto que hago le parece una chorrá). 


Conocerme mejor, abrir la mente, explorar otros terrenos. Sí, me refiero a meditar. ME-DI-TAR
En qué me estoy convirtiendo, gensanta... Me estoy volviendo una hippie de tres al cuarto que cree en la paz interior y en tener libres los domingos y las domingas. 


Independizarme. Porque el lover y yo ya tenemos una sarta de objetos inútiles a modo de ajuar y queremos ponerlos en alguna estantería en común. 


Explotar más mi parte creativa. En todos los sentidos, let your light shine, dear.


Más vida social. Ya os digo que mi tiempo libre lo empleo en entregar trabajos para la uni... y en Pinterest y en Twitter y en Instagram... y siento que me estoy perdiendo cosas importantes de mi gente. No, no y no. Yo nací asocial pero tampoco tanto, necesito contacto físico más a menudo y no sólo con el lover (pobre, que nos vemos menos que ná...).


Volver a NYC. Me he venido arriba. Perdón, no volverá a pasar.


Sacarme el carné de conducir. Porque empiezo a asumir que vivo en Mordor, aunque donde yo vivo NADIE asume que vive lejísimos de todo porque para nosotros todo está cerca en Cercanías. Coñe, ¡si su mismo nombre lo indica! Podría tardar menos en ir a los sitios y podría dormir en mi casa muchas noches que me toca trasnochar en la habitación de al lado de la casa de mis suegris porque me quedo sin trenes o me da pereza volverme.


Ahorrar pasta. Como véis mis propósitos son todos muy realistas y accesibles.


Donar sangre. Me estoy concienciando del momento vampiro, pero creo que es necesario. Y te dan de merendar, ¡qué más puedes pedir!


Ir al fisioterapeuta. Si me tumbo sobre una escalera mi espalda encaja. Así que debería ir quitando tensiones de este, my body.


Ir más al campo, emular a Heidi, a Froilan María en Sonrisas y Lágrimas... Sigo pensando que no me veo criando a mis hijos en la ciudad, yo noto cómo se me agota la energía más rápido aquí que en el pueblito bueno. Voy a intentar ir más al campo, a correr a hacer un picnic, a dejar que me coman los mosquitos...



Ahora estoy leyéndome y me está dando la risión. Ya os diré a final cómo ha acabado esto, tengo 12 meses  para intentarlo. 11 meses y 20 días, joder, mal empiezo...


¿Y tus propósitos? Déjame un comentario y dime qué tienes pensado para este añazo que nos viene.




 
© 2013. Design by KurkoG